La trágica leyenda de la flor de amapola

La trágica leyenda de la flor de amapola

De la amapola, creo que estaríamos tod@s de acuerdo, si digo que es una de las flores más bonitas y curiosas, dada su forma de expandirse. 

Lo cierto es, que si has tenido en tus manos alguna vez una flor de amapola, habrás podido comprobar que sus pétalos son extremadamente delicados. Rápidamente se marchitan.

Pues bien, la amapola esconde varias historias tras sus pétalos, todas hermosas y llenas de magia, como buenas leyendas. Es una de las flores con más cantidad de leyendas y literatura que existen, probablemente por estar estrechamente relacionada con el hombre y la agricultura desde tiempos inmemoriales.

¿Cúal es el significado de amapola?

amapola

Para los egipcios esta flor era un símbolo de la hermosura y la juventud de la mujer. En las tumbas de los faraones depositaban grandes ramos de amapolas, para que sus antecesores conservaran la eterna juventud.

 

En la antigua Grecia y Roma, se conocían muchos mitos sobre la flor roja de la amapola.

Leyenda de la amapola en la antigua Grecia y Roma

Una de ellas es la que explica que la diosa Venera, al descubrir que Adonis que era su amado, había muerto, lloró durante siete días consecutivos.

 

Cuenta la leyenda, que cada lágrima que caía al suelo, se convertía en una flor de amapola.

Por eso es la fragilidad de los pétalos de esta flor, que caen al igual que las lágrimas de Venera.

Aunque la leyenda más popular, está sacada del antiguo libro oriental «la protectora de las almas» de Ey-chan-Y-Taipu. 

La leyenda de la amapola "la protectora de las almas"

Hace mucho tiempo, narra la leyenda, vivía por los bosques una joven llamada Idariel. Esta muchacha tenía un don, el don de hablar con los árboles; ellos le contaban hechos pasados y la aconsejaban. 

 

Un día, mientras la joven hablaba con el viejo castaño, un joven muchacho que paseaba por el bosque, se quedó prendado de su bellezaEl anciano castaño se dió cuenta y se lo susurro a la muchacha. 

 

Y así, empezaron a verse día tras día bajo el viejo castaño. 

El chico, de nombre Atero, le contó que provenía del pueblo al otro lado del río. 

Tiempo más tarde, Idariel le contó su secreto, su don más preciado y Atero le confesó su particular habilidad y donde antes había un joven, un lobo color arena se encontraba frente a ella. 

 

Esto no supuso problema para la muchacha, pues ambos estaban felices y enamorados.

 

 

Por desgracia empezó la guerra y Atero tuvo que partir.

 

viejo castaño

El muchacho le hizo prometer que fuera cada luna bajo el viejo castaño, pues cuando terminase la guerra sería su punto de encuentro. 

 

La chica se presentaba cada día bajo el árbol a esperar y esperar…Un día, una mala noticia recorrió por todo el bosque… 

 

“Mi niña, no esperes más, él ya no volverá” dijo la voz profunda del viejo castaño.

 

 

De los ojos de la joven comenzaron a sangrar cristales líquidos, la angustia y el dolor oprimían su pecho. 

Aquellos sentimientos pasaron a los árboles, el bosque entero conoció el sufrimiento de su amiga.  

 

 

Lloró hasta que no pudo aguantar más el sufrimiento y cogiendo un cuchillo se lo clavó en el pecho

 

 

El bosque se conmocionó ante ello y rogaron a Lhan, el dios de la tierra y los humanos, que hiciera algo por su hija, que no permitiera que muriera así.

Lhan oyó las súplicas de los árboles, pero existían normas, el bosque debía ofrecer algo a cambio aunque a Lhan no se le estaba permitido devolver una vida humana.

 

 

Entonces los árboles tenían que sacrificar  una única cosa. Y su sacrificio fue que se encerrarían en sí mismos y nunca jamás un mortal podría volver a escuchar las voces de los árboles. Ese fue el precio que pagaron.

 

 

Lhan no pudo devolverle su vida a la muchacha, pero le dio el don de poder vivir como flor

De la primera gota roja que derramó surgió una bella flor, de pétalos rojos y corazón negro, como el azabache.

Quedando a los pies del castaño un hermoso manto de amapolas rojos.

castaño con manto de amapolas

Cuentan, que en la tumba de Atero, al poco de ser enterrado, aparecieron amapolas y que año trás año, renacian nuevos brotes.

 

Lhan en aquella nueva vida le encomendó una misión a Idariel, ella cuidaría de los muertos y sería “la protectora de las almas”.

🌼 ¿Apasionad@ de las plantas medicinales y la cosmética natural? 🌼 

No nos pierdas de vista y síguenos la pista 😜

🌼 ¿Apasionad@ de las plantas medicinales y la cosmética natural? 🌼 

No nos pierdas de vista y síguenos la pista 😜

🌱🌸Naturmentallers🌸🌱

Entradas relacionadas